Historia: ¡Alphonso Davies, la gloria del refugiado!

Por: Sergio Vélez Periodista de 16con50sports

El hoy lateral izquierdo de la aplanadora alemana, el Bayern Múnich, tuvo una infancia espinosa, por cuenta de la guerra civil en el país de Liberia, África, de donde son originarios sus padres, Debeah y Victoria, que huyendo de la violencia y horrores que se vivían en su tierra, llegaron a Budubaram, a un campo para refugiados en Ghana.

Allí nació el pequeño Alphonso, un 02 de noviembre del año 2000, lejos de permanecer en el continente africano, su padre Debeah, decidió alejar a su familia de la violencia y la zozobra ocasionada por los interminables conflictos sociales; “La única forma de sobrevivir era coger un fusil y yo no quería”, declaró su padre, empacaron maletas, con Davies de apenas 5 años, decidieron migrar hacia Canadá, a la ciudad de Edmonton, ubicada al interior de ese país, donde las duras temperaturas en invierno pueden llegar a -30 grados.

Alphonso, conoció el fútbol gracias a su profesora de educación física, Melissa Guzzo, que al ver que no tenía rival en los 500 y 1500 metros en la pista de atletismo, lo recomendó a una liga de niños sin recursos, al St. Nicolas Soccer Academy y Edmonton Strikers, posteriormente, fue inscrito en el programa de residencia del Vancuver Whitecaps, en 2015. Su evolución ha sido veloz como sus piernas, a los 15 años, con ocho meses y 15 días, hizo su debut oficial en la MLS, vistiendo la camiseta del equipo que lo había acogido un año atrás, en julio 17 del 2016, frente al Orlando City.

Se convirtió en el jugador más joven en debutar con la de Selección de Canadá, a la edad de 16 años. “Lo hice debutar en la selección canadiense, me intrigó porque en videos vi sus movimientos interesantes, lo convoqué a un microciclo y allí me di cuenta de que era un muchacho diferente, con grandes habilidades”, dice Octavio Zambrano, exdirector técnico del DIM.

Un jugador rápido, con una técnica exquisita, gran proyección ofensiva, su distintiva capacidad atlética, carrilero con ataque y vuelta, como los grandes en jugadores en esa posición, cualidades que llamaron la atención de grandes clubes europeos como el Barcelona, Real Madrid, PSV y Liverpool, finalmente, ya conocemos la historia, el gigante bávaro, Bayern Múnich, puso sus ojos en él fijamente y no se los quitó hasta que le ganó la puja media Europa, efectuando su fichaje e incorporándolo a sus filas, por la suma de 12 millones de dólares, en julio de 2018. Se sumó oficialmente al cuadro del país teutón en enero de 2019, llegó como extremo, pero por la lesión del también recién llegado desde el Atlético de Madrid, Lucas Hernández, el técnico Hans-Dieter Flick, lo manda al lateral izquierdo y después de eso no volvió a salir de la nómina titular, jugando 35 partidos, marcando 4 goles y dando 5 asistencias, una verdadera locura para un chico de apenas 19 años, ¿Tiempo de adaptación? Alphonso Davies, la pantera, no conoce ese término.

En un partido contra el Borussia Dortmund, decisivo para la definición la liga, de la temporada 2019-2020, alcanzo una velocidad de 35,3 Km/h en un recorte defensivo de área a área para impedir el gol de Erling Haaland. Con trabajo duro, velocidad y jugadas magistrales, dejando a sus rivales regados con su regate por toda la banda izquierda ha enamorado a todo aquel que se encuentra dentro del ecosistema de fútbol.

Recientemente, ante el Barcelona, por la Champions League, donde el equipo alemán dio un recital de fútbol, en su máxima expresión, pressing, posesión de balón, variantes ofensivas dieron como resultado un penoso 8-2, del Bayern sobre el equipo catalán, donde Davies fue fundamental por la banda haciendo lo que quiso ante su rival, Nelson Semedo, después de ese avasallante encuentro, en la final el jugador canadiense junto a sus compañeros recibieron, al Paris Saint Germain, donde ganaron por 1-0, coronándose campeones por sexta ocasión en la historia. Alphonso, estuvo los noventa minutos de partido, convirtiéndose en el primer jugador de nacionalidad canadiense en ganar la tan deseada ‘orejona’ y la pantera Davies, tiene mucho trecho por recorrer, a sus casi 20 años, el diamante en bruto salido del infierno de la guerra civil de Liberia, brilla fuertemente en el viejo continente.

Comparte esta información

Deja un comentario