Un juego planificado al detalle

Foto: @13AlejoVM

Atlético Nacional volvió a la senda de la victoria en el Atanasio Girardot y le ganó 3-0 a Independiente Santa Fe, por la ida de los octavos de final de la Copa Águila 2019.

Si bien en la gestión de Juan Carlos Osorio no se habla de titulares o suplentes, los jugadores que confiaron para este juego ante los cardenales, demostraron que la ideología del ‘profe’ está de nuevo  imponiendo autoridad en el “Coloso de la 74”.

Los antioqueños encontraron la apertura del marcador a partir de una pena máxima señalada al minuto 9 de juego por el árbitro Jhon Hinestroza, previo a una jugada colectiva entre Jarlan Barrera, Yerson Candelo y Daniel Muñoz, y tras una salida del arquero santafereño Leandro Castellanos  que derribó al lateral-extremo del conjunto verde, Daniel Muñoz y que concretó el primer tanto del partido el ‘Pirata’, Hernán Barcos. Con la victoria a favor del local, Nacional controlaba la posesión y las llegadas en ataque a la portería rival, y cuando el reloj marcaba los 28 minutos, el poderío ofensivo de los ‘verdolagas’ encontró conexión por el costado derecho con los mismos hombres artífices de la jugada del 1-0, un balón que golpea el horizontal y el rebote le queda a Hernán Barcos que no duda frente a la portería y define para poner el 2 – 0 parcial.

Sin embargo, el cuerpo técnico liderado por Juan Carlos Osorio tuvo que replantear su idea de juego tras la doble amonestación y expulsión del central – lateral, Juan David Cabal al cortar un ataque rival cerca al área defendida por José Cuadrado y que también implicó la expulsión del estratega risaraldense tras reclamar fuertemente al asistente de línea del costado de occidental, dejando a Pompilio Páez al frente del equipo y con la responsabilidad de culminar el partido ampliando o manteniendo la ventaja.

En el segundo tiempo Santa Fe se hizo dueño de la pelota y desarrolló el juego directo, aprovechando el hombre de menos de Nacional, mientras que el conjunto verde ejecutó el principio de concentración defensiva en los tercios 1 y 2, esperando el momento de transición defensa-ataque y el principio de juego de ataque de espacios, el cual llega al minuto 25 del segundo tiempo con Vladimir como extremo izquierdo, Sebastián Gómez, Jarlan y Muñoz como llegadores y tras una jugada individual de Gómez en el área, filtra el pase para Daniel Muñoz quien es derribado en las 5 con 50 que acaba con la expulsión de Federico Arbeláez y concluyendo el segundo penalti de la noche para el cuadro local. El más destacado del partido, Jarlan Barrera, toma el balón y con su pierna izquierda, envía la esférica a lo profundo de la red, marcando su primer gol con la camiseta de Atlético Nacional y decretando la ventaja de 3 – 0 para la revancha en el estadio el Campín de Bogotá el 14 de Agosto.

El detalle del partido

El detalle que marcó la diferencia en los escogidos por el risaraldense fue la polifuncionalidad de Daniel Muñoz, quien se creía que iba a oficiar como lateral derecho en defensa par, pero terminó siendo protagonista como extremo-llegador gracias a su buena lectura de juego y en la vinculación del mismo, siendo el causante de  los dos tiros desde el punto penal del partido y la pelota en el travesaño para el rebote del segundo gol que define Hernán Barcos.

Comparte esta información

Deja un comentario